martes, 11 de octubre de 2016

Regresa "El Guardián de los Pensamientos"

Después de una profunda revisión,  El Guardián de los Pensamientos regresa para la venta exclusiva en Amazon.
En venta aquí

Una luz débil y blanquecina emergió de entre la oscuridad y formó una imagen; difuminada primero, abstracta, balanceándose con acuoso movimiento, y nítida finalmente, en un tono sepia que le producía cierta aflicción. Entonces pudo verse a sí mismo al final del largo tubo de resplandor que se proyectaba ante sí. Una miniatura inestable similar a la que podría obtenerse en una bola de cristal. Estaba de pie en medio de la acera, en un lugar que conocía muy bien. Sin embargo, no poseía ningún recuerdo. Tampoco sabía por qué estaba allí. Aún no. Enfocó su vista en aquella reproducción, y al hacerlo le llegaron unos sonidos debilitados por la distancia. Murmullos sin sentido. Voces ininteligibles, agudizadas como a través de un hilo telefónico. Al parecer, un grupo de personas se había acercado para preguntarle si estaba bien; si necesitaba ayuda. Formaban un corro de miradas curiosas, impresionadas e incluso algo asustadas a su alrededor. Pero su yo de ahí abajo no parecía reparar en su presencia.




Para los que no la conozcan, ahí os dejo algunos datos:

El Guardián de los Pensamientos
Autor: Guillermo Cerviño Porto.
Género: Novela corta, Terror.
Fecha de publicación: 10 de octubre del 2016
Formato: Kindle. (Se está preparando una versión en tapa blanda)
Precio: 2,99 Euros



Disponible de forma gratuita en el programa
Kindle Unlimited .




Pero si tienes un BLOG LITERARIO y quieres RESEÑARLO, solo tienes que ponerte en contacto conmigo a través del CORREO ELECTRÓNICO o comentando en esta misma entrada. Disponible en formato Epub y PDF.

¿Te atreves?

martes, 19 de julio de 2016

ISABEL

Al otro lado de los cristales se agita el crudo invierno, sibilante, furioso, lanzando su oscuridad por todas partes a pesar de que ya son las nueve y media de la mañana, escupiendo sus finísimos copos de nieve al viento, como fantasmas, imponiendo su gelidez allá donde alcanzan sus brazos. El invierno es sobrecogedor, a veces. Te encierra en ti mismo, te constriñe, convierte tu amplio plano de visión en un cuarto oscuro, te hace pensar. Y con la soledad como único compañero, pues más se piensa, más se mete uno en sí mismo, más se sobrecoge, a veces. No sé en otros lugares, pero aquí uno no puede menos que pensar y sobrecogerse. Y tiritar de frío. Porque este lugar es una nevera que trato de contrarrestar con algunos calentadores eléctricos puestos aquí y allá. 



Al final del pasillo mal iluminado está la oficina de la agencia MYB. Si uno pasa de largo las dos puertas acristaladas a la derecha que dan a los despachos de Alejo y Juan, los detectives, si uno sigue el eco de sus propios pasos por las baldosas del suelo, entonces llega a mi lugar de trabajo. No es un espacio demasiado grande, demasiado pequeño ni tampoco demasiado alegre, pero yo no me quejo. Aunque si quitásemos el armatoste de la máquina dispensadora de café que nadie usa y moviéramos un poco la botella de agua podrían ponerse unas cuantas de esas sillas de plástico ancladas a la pared, a modo de sala de espera. Tal vez una mesa pequeñita y un revistero. Así los clientes no tendrían que esperar de pie a que alguno de los detectives los atendiesen. Aunque la verdad, tampoco hay muchos clientes y cuando viene alguno nadie, excepto Alejo en algunas ocasiones, encuentra motivo para hacerlo esperar.
Mi escritorio es amplio y lo mantengo siempre limpio y ordenado, de otro modo me produce ansiedad y agrava un poquito más mi problema. Mi problema. Aunque hace años que no lo considero grave. Ya os hablare de él y de cómo Alejo se ocupa de que me sienta una persona normal y corriente. Pero hablaba de mi escritorio. El lapicero debe estar en el lugar del lapicero, el pisapapeles en el del pisapapeles y el ordenador cubierto con su lona protectora correspondiente siempre y cuando esté apagado. Los folios en el primer cajón y los expedientes en el archivo. Tampoco voy a detallarlo todo.
Hace relativamente poco que he puesto la mesa del lado de la ventana, de modo que al sentarme pueda ver parte del pasillo, las dos puertas de los despachos y el cuarto de la fotocopiadora al frente, con su puerta siempre entreabierta. Antes solo miraba la pared y el reloj solitario colgado desde tiempos inmemoriales en ella. Al principio me ponía de los nervios ver la puerta entreabierta, no lo soportaba, y casi vuelvo a enfocar la mesa contra la pared. Pero hice un esfuerzo por acostumbrarme. Una pared pelada, gris y triste no es buena para mi problema. Es deprimente. Vale, es cierto, todo el edificio es deprimente, desde el portal con un aspecto de caserón viejo que ninguna mujer de la limpieza puede cambiar, hasta el desvencijado ascensor, tan traqueteante que muchos prefieren las escaleras. Y eso que las escaleras son oscuras a más no poder. A menudo me he preguntado por qué las bombillas son incapaces de neutralizar las tinieblas que habitan en esas escaleras. Lo de no haber ventanas es un problema. Tal vez la capa de polvo de las propias bombillas allá arriba, también. Pero, ¿quién va a arriesgarse a colocar una escalera de mano sobre esos escalones putrefactos? Una mujer de cincuenta y muchos desde luego que no. En cuanto a la puerta entreabierta del cuarto de la fotocopiadora, lo que ocurre es que la madera ha cedido con los años, hinchado con el calor o menguado con el frío, dependiendo de la estación. Puede que una mezcla de ambas cosas, a saber. Lo único cierto es que no hay forma humana de que pase de la mitad del recorrido sin quedarse atrancada contra el suelo con un espeluznante chirrido. La marca ya forma parte de la baldosa y es imposible limpiarla.
A mi izquierda hay dos mesas vacías arrimadas a la esquina libre desde el jueves, entre la papelera y mi archivador. Pronto llegarán los becarios, tal vez la semana próxima, y los supervisores tienen que llevarse una buena impresión del lugar de trabajo que ocuparán o pondrán problemas. Por eso Méndez ha hecho traer esas dos mesas, con sus dos sillas de ruedas y sus dos ordenadores de segunda mano, todo apilado, de momento, en esa esquina. Daniel, el informático, los pondrá a punto y creará una red interna entre ellos, el mío y uno que tiene pensado instalar Méndez. Alejo no quiere ni oír hablar. Alejo es de la vieja escuela, lo cual no tiene mucho sentido porque él no es viejo. Claro que todo lo que hace y dice parece no tener sentido y al final resulta que sí lo tiene.

Gracias a PAula Sobral por su estupenda ilustración.

viernes, 15 de abril de 2016

Consigue Los Secretos de Sara completamente GRATIS!!!

Hazte con un ejemplar digital (Epub, mobi o PDF) de Los Secretos de Sara totalmente GRATIS! Promoción válida hasta el 30 de junio!!

 

Promoción de Primavera

3 sencillos pasos:

1- Sigue el blog del AUTOR

2- Hazte fan en FACEBOOK

3- Solicítalo en este post 

 

   ¡HAZTE CON EL TUYO!

 

 

 

 

 


 

viernes, 5 de febrero de 2016

Fernanda Reyes entrevista a Guillermo Cerviño Porto

WOW #3: Guillermo Cerviño Porto

viernes, 5 de febrero de 2016








Un poco sobre ti...
Soy de Pontevedra, Galicia, nacido en 1978. Autor de Los secretos de Sara (Ed. Verbum) y The guardian of thougths (American Star Books) siendo esta útima traducción de la novela en castellano El guardián de los pensamientos. Soy colaborador del periódico digital PontevedraViva.com y algunos de mis relatos han sido publicados en antologías y recopilaciones.





Tus últimas novelas...


Los Secretos de Sara es una novela de lectura agradable y ritmo frenético en la que el lector se verá atrapado en conspiraciones, emocionantes infidelidades, traiciones, sexo y venganza. La ironía y el humor, las armas predominantes de sus personajes. La intriga nos llevará de la mano hasta un sorprendente final. Sara tiene diecisiete años y es implacable. Una bomba de relojería. Posee una fuerte determinación, un plan en la mente y las armas perfectas para desarrollarlo. Su belleza, su gran inteligencia y las mil y una hormonas propias del adolescente se mezclarán con explosivas y peligrosas consecuencias alcanzando a todo aquel que ose cruzarse en su camino. ¿Su objetivo principal? Destruir un imperio, el de su propia familia, el de Marsh & Fernández y sus depredadores. Pero Sara, contrariamente a los rumores que cada día se extienden a toda velocidad por la ciudad de Pontevedra, no es un monstruo. Ella es especial. Única. Y despierta pasiones y emociones por doquier. Y enamora a todo aquel que logra alcanzar su corazoncito, lleno de bondad y amor no correspondido. Solo quiere que la quieran, que la entiendan. Que la sigan en sus locuras. Y no hacerlo no es una buena idea.


Conoceme un poco más...


  • ¿Dónde le gustaría vivir?

Sin duda, mi respuesta a esa pregunta cambiaría cada pocos meses. Mi opinión es que, vivas donde vivas, has de permanecer lo suficiente para tomar cariño a la tierra y a la gente y sentirte parte de todo ello. Creo que una vida sería suficiente. Lo cual no significa que no quisiera visitar y disfrutar de cada rincón de este planeta, por supuesto.

  • ¿Por cuáles errores tiene mayor indulgencia?


Es una pregunta demasiado sencilla para lo complejo de la respuesta. El ser indulgente nunca debe ser sinónimo de condescendiente y es algo que mucha gente confunde. Sobre todo en casos determinados. Por ejemplo, es algo natural reprochar a la gente que nos rodea cuando estamos condicionados por el mal humor, la frustración, la enfermedad o el dolor y somos incapaces de ver que solo quieren ayudarnos. Siempre vemos en las acciones del prójimo errores y torpezas intolerables cuando nosotros mismos somos incapaces de preguntarnos por qué lo hacen o cuál ha sido en motivo de su «error». La respuesta a esa pregunta tan sencilla nos descubriría la mezquindad de nuestro comportamiento en un ochenta por ciento de las ocasiones. Creo que la intolerancia es uno de esos defectos innatos que debemos ir corrigiendo a lo largo de la vida para ser mejores personas. El camino: evitar que nos superen las emociones y pensar siempre antes de actuar. Y aun sabiéndolo, o creyendo saberlo, como es mi caso, es algo muy difícil de hacer.

  • ¿Su ideal de felicidad en la tierra? 

Muchas veces me he parado a pensar, como supongo que habrá hecho todo el mundo alguna vez, en qué cambiaría de mi vida si tuviera más capacidad adquisitiva o si saltase a la fama por alguno de mis trabajos. Todos tenemos un montón de sueños sin los que nos sería imposible seguir viviendo, eso es innegable, pero muchas veces creo que en el fondo de nuestro corazón no queremos que dejen de serlo. Necesitamos que sigan existiendo como tales porque solo así alimentarán nuestras ilusiones y nuestra esperanza. Claro que me gustaría que se cumpliesen mis sueños, solo que tal vez algunos (o muchos, no lo sé) no se plasmarían en mi realidad tal y como los había preconcebido en mi imaginación. Otros, sin embargo, me ayudarían a vivir más cómodamente del mismo modo que ahora hago. ¿Qué si sería más feliz? Por supuesto que sí. No obstante, estoy convencido de que la felicidad no es sino una sensación efímera que asoma de vez en cuando la cabeza para decirnos lo bien o lo mal que estamos en ese momento, y que por eso, nada de lo que puedas conseguir alterará eternamente lo mucho o poco feliz que te sientas en este mundo. Hablo en términos generales, porque siempre existen un montón de excepciones. En mi caso, si tuviese en mi poder El Diablo de la Botella (Dios no lo quiera) dedicaría igualmente mis horas del día a las cosas que amo y que necesito, a mi familia y a mis amigos. El tener más o menos dinero no debe cambiar tu mecanismo interno si sientes que estás cumpliendo tu papel en este mundo.



  • ¿Quiénes son los héroes de novela que prefiere?


Hay muchos. Citaré algunos de ellos: El comisario Adamberg, por su pasmosa tranquilidad y su peculiar pero efectiva inteligencia. Rodion Romanovitch Raskolnikof, por su bondad dentro de su maldad… o a la inversa. El pistolero, de King. El profesor Van Helsing, de Drácula. Edmond Dantés del maestro Dumas. Hay tantos… Mi actual lectura, Los viajes de Tuf de R.R. Martin, me está descubriendo un protagonista que responde a las preguntas que se le van haciendo de una manera… digamos, lógica en exceso. Uno nunca sabe dónde empieza la inocencia y termina la ironía. Es muy entretenido.

  • ¿Su músico favorito?


La música cambia con el momento y el estado de ánimo, la compañía, la situación… No creo que le sea fácil a ningún amante de la música citar un solo nombre. Muchísimos y de variados estilos son los artistas que me gustan y a cada poco intento descubrir nuevas voces en plataformas de música libre como Jamendo. Pero si alguien llega especialmente a mi corazón, esas son las melodías del maestro y compositor Frédéric Chopin. Ojalá estuviese vivo.

  • ¿Qué cualidad prefiere en el hombre?


Honestidad y honradez, no en la palabra (o no solo) ni la demostración pública, tal y como se ven obligados personalidades políticas y demás, sino también en la actitud. Tarde o temprano, esos valores perdidos aflorarán en las personas que los poseen y todos podrán verlos, admirarlos y sentirse orgullosos.
  • ¿Y en la mujer?


Dos son los principales para mí, en orden de importancia: La bondad, sobre todas las cosas. Porque no hay nada que tenga mayor valor en una persona. Y esto también lo aplico a la anterior pregunta. La inteligencia. Lo digo porque creo en esa «especial» agudeza de los intelectos femeninos. Y porque la inteligencia es un atractivo sin igual.

  • ¿Cómo quisiera morir?

Quisiera quedarme para ver cuán lejos puede llegar nuestra raza humana, aunque temo que pueda tan maravilloso como cruel. Pero sobre todo, quisiera morir al tiempo que lo hace nuestra estrella. Pena que no pueda ser.
Enlace a la entrevista en el blog de la autora: Dreams of my Paradise

lunes, 18 de enero de 2016

The Blue Books entrevista a Guillermo Cerviño Porto


18/1/16


Blue Entrevista A: Guillermo Cerviño


Buenas 
Hoy es lunes y como sabéis toca Entrevista, a partir de ahora cambia, por algo muy chulo que en muy poco veréis, por eso ahora se van a llamar Blue entrevistas, ya en muy poco veréis el porque se llaman así las entrevistas, os dejo hoy con una entrevista muy especial a Guillermo Cerviño autor del libro Los secretos de Sara que tiene una pinta estupenda, y que a ver si me pongo ya y me lo leo, que lo tengo pendiente desde hace bastante, pero con tanto libro nunca me da tiempo jejej, espero que os guste


¿En qué género literario te gustaría incursionar?

Mi predilección es la novela y mi estilo de escritura me empuja a incurrir en ese género tan abierto y entretenido. Eso me da licencia para adentrarme en temas interesantes tales como la intriga, el humor, el sexo e incluso el erotismo. Lo bueno de la novela es que puedes contar una historia que bien podría ser real e incluir en ella todos los subtemas que la realidad implica. Y por supuesto recrearte en la ficción no fantástica.
Por otro lado, me gusta el terror y la fantasía, mayormente en relatos cortos o breves como los que publico en PontevedraViva.com muchos sábados. Me gusta recrearme en ese género sobre todo para participar en certámenes y colaboraciones.
¿Qué hizo "clic" en tu mente e hizo que dijeras "quiero ser escritor"?

Nunca me he planteado serlo. Creo que la mayoría de los que escribimos lo hacemos porque nos gusta y muchas veces porque no podemos No escribir. Yo disfruto escribiendo y plasmando el producto de mi imaginación en el papel o procesador de texto, y todavía disfruto más cuando mis letras llegan a los lectores. Independientemente de si gustas más o menos, pienso que lo que te hace ser o no ser un escritor de verdad es llegar a la gente, entrar en sus hogares y colarse en sus temas de conversación. Partiendo de que el trabajo sea bueno, el boca a boca es el que impulsa y te da vida. Alcanzado cierto éxito, la afirmación correcta sería esta: Vaya, ¿no me he convertido en escritor?
¿Hubo un momento exacto en el que te diste cuenta que lo habías conseguido y ya no era un hobbie o un sueño y de verdad eras escritor?

En relación con los millones de personas que escribimos y luchamos por nuestras obras, muy pocos son los que pueden decir abiertamente: «Soy escritor». El hecho de que escribas no te convierte escritor, ni siquiera si publicas uno o dos libros. Es un poco triste si lo piensas. Los escritores son los que pueden permitirse vivir solo de eso. Y como digo, se cuentan con los dedos en este país.
¿Crees que el escritor busca la soledad para escribir o escribe porque se siente solo?

Creo que alguien que escribe tiene por fuerza que amar la soledad. Entre otras muchas cosas. Sobre todo porque escribir es un trabajo solitario. También es cierto que la nuestra no es una soledad cualquiera. Es una soledad poblada de mil mundos imaginarios con sus escenas y recreaciones fantásticas. Es un lugar donde mueves los hilos, donde tejes tu tela y donde decides el destino de seres que vas creando. No obstante, muchas de esas veces (en mi caso, la mayoría) son esos mundos y esos seres los que te arrastran ineluctablemente a su interior y te sumergen en su realidad. Yo cuando escribo, a pesar de que siempre tengo una idea general, nunca término donde preveía. Muchas veces no tengo ni idea de qué ocurrirá en la escena siguiente. Es la magia del artista, sea cual sea su rama artística.
¿Para tus personajes, te inspiras en personas que pasaron por tu vida o son pura ficción?

Una de mis máximas como creador de historias (prefiero considerarme así) es no inspirarme jamás en nadie que exista en la realidad. Y mucho menos que conozcas. La creación de personajes es un mecanismo parecido a la creación de la propia historia. Cada uno va formándose a medida que avanza en su papel, tomando sus propias decisiones y formando su propia personalidad, sus manías, su vocabulario característico, hasta su forma de vestir. Entonces, cuando ya el personaje te ha dejado entrever cómo respira, tú te adaptas a él y en el segundo borrador remarcas todas sus características desde un principio. Respondiendo directamente a la pregunta, uno no debe inspirarse en las personas reales, aunque por supuesto tomarás prestados un rasgo de aquí, un gesto que ves y te llama la atención allá, tal particularidad de tal novela o cual película… Lo importante es pasar por el filtro de tu propia imaginación todo esto, para que el resultado sea tuyo y solo tuyo. No obstante, creo que ese proceso mental es automático, competencia exclusiva de tu subconsciencia. Y su jornada laboral son las horas de sueño.
¿Qué rutina inconfesable tienes a la hora de escribir?

Mis horas son las tardes, de lunes a viernes. A veces hasta bien entrada la noche. Y dejo el fin de semana no porque quiera o me apetezca (muchas veces no es así) sino porque toda actividad requiere un descanso. Así es como se funciona mejor. Por lo tanto, uno o dos cafés después de comer y estoy listo para pelear conmigo mismo.


¿Eres de brújula o mapa? ¿Cómo es tu método de escritura y como te organizas?

Ni brújula ni mapa, al menos al principio. Mi método es escribir ininterrumpidamente mientras no termine el hilo de mi idea, volcar aquello que burbujea en mi mente y vomitarlo para que se expanda por donde quiera ante mis ojos. Mi guitarra Ibanez siempre a mi derecha para tocar (apagada) mientras me pierdo en el vacío de mis pensamientos y mi bloc de notas y bolígrafo a mano para hacer unas anotaciones que la mayoría de las veces ni siquiera consulto. A veces me rio al ver que muchas ni las entiendo. Puedo decir que mi orden es el más puro desorden. Si bien es cierto que una vez plasmada la idea general es necesario amoldarla, y así lo hago. Voy recortando esto, modificando lo otro para que tome un sentido y no sea algo sin orden ni concierto. Aunque esto lo hago siempre sobre la marcha y sin escribir jamás ningún esquema. Los esquemas limitan la imaginación. Te condicionan. El arte tal y como yo lo entiendo es pura improvisación, pura espontaneidad y a veces, pura locura. Ya habrá tiempo más adelante para darle coherencia a lo incoherente.

¿Qué otras aficiones tienes además de la escritura?

Muchas más de las que quisiera. De hecho, no tengo tiempo para dedicar a todo lo que me gusta. Toco la guitarra desde pequeño y el piano desde que tenía unos veinte años. Tengo unos cuantos temas propios y he formado parte de una docena de bandas de rock a lo largo de mi vida. También juego al ajedrez y participo en las ligas locales y los campeonatos siempre que puedo. Me gusta la fotografía, el retoque fotográfico, los idiomas y conocer gente nueva. Por suerte o por desgracia, todo lo que sea arte o cultura me atrae sin poder evitarlo.
¿Tienes alguna parte que adores de tu libro?, ¿y alguna que odies?

Hay un capítulo de Los secretos de Sara que me gusta mucho. Se titula: el juego del amor. En él aparece un personaje pagado de sí mismo. Un hombre de origen francés sumamente altivo y prepotente que sin saberlo estará a merced de una Sara astuta y calculadora y su no menos artera amiga Rosalinda (un personaje que tiene su importancia en la historia). Es un capítulo que hace reír y si eres sensible quizá también llorar.
Que odie no hay nada, pero sí que me dé un poco de rabia. Esto son los primeros capítulos. Se supone que el primer capítulo de una obra debe ser especialmente bueno, especialmente importante. Y tanto que lo es. De otro modo te arriesgas a que el lector no se sienta atraído por la historia y abandone su lectura. Después de la portada, es la cara de la historia. El caso es que nunca consigo que mi «primer capítulo» me deje satisfecho del todo. Es algo que suelo preguntar a mis lectores y por norma general me dan su aprobación. Sin embargo, la considero mi asignatura pendiente y no dejaré de trabajar hasta que sienta que he mejorado al respecto.
Muchas gracias a Guillermo por esta gran entrevista concedida al blog y gracias a vosotros como siempre por leerme, espero que os haya gustado y mañana nos vemos con mas
Un Besazo enorme Blue Lovers
Link a la entrevista en el blog de la autora 



jueves, 14 de enero de 2016

Anita Nsf entrevista a Guillermo Cerviño Porto

Entrevista:

1. ¿Qué es lo que más te gusta escribir?
"Creo que el acto mismo de escribir ficción (yo lo llamo volcado de imaginación, el acto de descargar en el papel o procesador de texto el producto de tus ideas y ensoñaciones) es maravilloso en sí mismo, sin necesidad de pensar en qué género lo estás haciendo en cada momento. Obviamente, en nuestro interior se ordenan las ideas de forma automática e inevitable (gracias a Dios) y a medida que la obra va tomando forma lo encajas todo en un molde de cierta coherencia. Lo primero, escribir, lo segundo, escribir, lo tercero, escribir. Y finalmente, amoldar lo que has escrito para convertirlo en algo que tenga sentido. Hay muchos métodos, pero yo soy antiplanificación y proespontaneidad. Cada cual tiene sus procesos y sistemas mentales, todos respetables y seguramente funcionales. Yo disfruto mucho recreando escenas divertidas y rebuscadas, pero también terroríficas y siniestras. En lo primero prima el diálogo, en lo segundo, la pura narración y descripción. Siempre me ha gustado pesar que tal cosa refleja mi personalidad fluctuante: me gusta todo, lo blanco y lo negro, lo grande y lo pequeño, lo malo y lo bueno, con objeto de despertar emociones de toda clase: miedo, risa, perplejidad, curiosidad… Cada cosa a su tiempo, eso sí. La única clave es no dejar indiferente al lector. No darle respiro, atraerlo hacia el interior de la historia y no soltarlo hasta la página final."
2. ¿Hay algún autor/a que te inspire?
"Prácticamente todo lo que uno lee y disfruta, deja su huella. De esa forma se aprende y se asimilan conceptos con el mejor método posible, que es el natural. Yo trato de aprender leyendo autores de géneros muy dispersos, pues aunque nunca escribiré poesía, las Leyendas de Bécquer, por ejemplo, me han hecho un bien enorme. He disfrutado mucho y aprendido todavía más con su lectura. Creo que todo lo que leo, me inspira y se refleja en mis escritos. Si bien uno no debe tratar de copiar el estilo, que es algo muy personal, sí asimilar ciertas cosas y usarlas a su manera. Me encanta el maestro King, H.P Lovecraft y Sheridan Le Fanu, pero también Agatha Christie, Fred Vargas y los grandes genios Dostoievski, Dumas y otros muchos."
3. ¿Qué género te gusta más leer?
"Terror, novela clásica y novela negra. Me atrae toda clase de género con apenas un puñado de excepciones."
 4. ¿Cuántos libros has publicado? Háblanos de ellos:
"Mi primera experiencia fue una autopublicación: El Guardián de los Pensamientos. Una novela corta de terror que gustó bastante. Sin embargo, la retiré a los pocos meses para trabajarla más, reparar algunos errores y preparar para ella un destino un poco más memorable: Una edición de verdad, o el pozo del olvido. Por el momento, me reservo el derecho de decidir qué hacer con ella más adelante. No obstante, antes de retirarla de Amazon, American Star Books me ofreció traducirla al inglés y publicarla bajo la modalidad de venta bajo demanda. Nació The Guardian of Thoughts. Y ahí está.
Entretanto participaba en certámenes y escribía multitud de relatos cortos de diferentes temáticas, colaborando en blogs y plataformas de escritura. Y tras mi segunda novela (no publicada, de momento. La maldición de Baltasar, una obra de terror pero ya de mayor longitud) torné hacia un mundo que siempre me había atraído mucho. No fue premeditado, simplemente me descubrí un día escribiendo escenas divertidas, rozando el erotismo por veces, tocando temas religiosos y políticos y tergiversándolo todo en líos tremendos. Los enigmas y los misterios, herramientas principales en mano de mis personajes alocados para darle un carácter nuevo a mis creaciones. Y lo mejor de todo, descubrí que no se me daba mal. Al menos, estaba muy cómodo en esos papeles y escribía de forma fluida y constante. Así llegó la tercera novela: Los secretos de Sara."


5. ¿Dónde podemos adquirirlos?
"Los secretos de Sara está disponible en papel en cualquier librería de España y a través de Iberlibro para los países latinos. También en Amazon  http://goo.gl/x5e5Wq La casa del libro http://goo.gl/dhCX6i y la web de la editorial http://goo.gl/7Whs96
Y en formato digital también desde la web de la editorial y en Google Books https://goo.gl/XQfH68 desde donde se pueden leer gratuitamente las primeras 85 páginas.
The Guardian of Thoughts solo está disponible en papel desde la web de la editorial: http://www.americastarbooks.net/9781611029253.html y Amazon: http://www.amazon.es/The-Guardian-Thoughts-G-Porto/dp/1611029252  También en Bookdepository, Landmarkonthenet, Adlibris, EBay y otras muchas plataformas online, la mayoría de Usa y Canadá.
También podéis leerme en PontevedraViva.com, http://pontevedraviva.com/xornalista/guillermo-cervino-porto/ un periódico digital donde publico una serie de relatos cortos titulados La Voz de lo Inerte (Puntos de vista ordinarios desde la perspectiva de un objeto inerte) uno cada sábado y la mayoría de ellos ilustrados por artistas amigos."
6. ¿Tienes nuevos proyectos?
"Sí. Actualmente trabajo en algo nuevo. Algo del estilo de Los Secretos de Sara, pero con pequeñas incursiones en el género de novela negra. A ver qué sale de esta olla hirviente."
7. Dinos donde podemos seguirte.



Gracias a Guillermo por su tiempo, y desearle que todo le vaya muy bien con sus novelas y nuevos proyectos.